Universidad Popular de Herencia, mucho más que transmitir conocimientos

La Universidad Popular de Herencia es una de las actividades anuales más populares, valga la redundancia, del municipio ciudadrealeño. Desde la universidad pretenden facilitar la participación y la dinamización de los herencianos en los programas culturales, promocionar las fiestas populares y tradicionales de la localidad y acercar a la población las distintas manifestaciones culturales.

La entidad es motivo de orgullo para el municipio y como relata Sergio García-Navas Corrales, alcalde de Herencia, “la Universidad Popular es una experiencia de la que somos pioneros. Creo que hablar de la Universidad Popular en nuestro pueblo es casi hablar de los clásicos, de esas banderas que en su momento enarboló el ayuntamiento y de la que no se ha bajado en ningún momento. Es verdad que hemos pasado por situaciones más o menos difíciles, por épocas más o menos duras, pero creo todas las corporaciones de todos los gobiernos que ha habido en el ayuntamiento de Herencia, siempre ha habido un afán por mejorar, potenciar, innovar y mantener la Universidad Popular. Sobre todo, lo que más nos hace sentir orgullosos a los herencianos y a las herencianas es que cuando en otros sitios se habla de poner en marcha universidades populares siempre nombren a Herencia como espejo en el que reflejarse y que técnicos de otros ayuntamientos se pongan en marcha con los técnicos que tenemos aquí en Herencia. Cuando se fijan en nosotros es que algo bueno tendremos o algo habremos estado haciendo bien durante tantos años para que seamos ese espejo en el que otros se miren”.

Crecimiento constante

La UP ha ido creciendo y consolidándose como referencia en la comarca llegando actualmente a la cifra de más de 600 alumnos de diferentes pueblos. “Aunque vivo en un pueblo cercano yo de Herencia no conocía a nadie ni había tenido ningún contacto y gracias a venir a la Universidad Popular he conocido el pueblo y su gente que me parece que son súper simpáticos y que te reciben muy bien”, comparte Helena Oliver, participante de corte y confección.

Los cursos que se ofertan han ido aumentando con los años y actualmente los alumnos se pueden formar en más de veinte especialidades como restauración de muebles, idiomas, escuela de folclore, trabajos manuales, bordados, taller de cerámica o taller de historia local. Todos los cursos y talleres van más allá de que los alumnos aprendan y adquieran nuevos conocimientos, como dice María Josefa Sánchez Rey, concejala de Universidad Popular: “Para Herencia la Universidad Popular supone un movimiento social, cultural, folclórico, educativo… En más de cuarenta años han sido muchísimos los alumnos que han acudido y acuden a los diversos talleres que desde esta área se ofrecen. En ellos, alumnos de distintos estatus, con distintas condiciones sociales y distintas edades conviven creando un vínculo común. Se trata de favorecer la interrelación entre diferentes grupos de población a través de una perspectiva integradora y planeando la integración plena de todos los colectivos en la sociedad, con igualdad de condiciones y de oportunidades. Me gusta mucho ese vínculo, esa unión de monitores y de alumnos, la Universidad Popular es una gran familia que a lo largo de los años va creciendo, se va uniendo gente y hay nacimientos nuevos”.

Las puertas de la Universidad Popular están abiertas a cualquiera que quiera adentrarse en ella. Carmen Gómez-Calcerrada, su directora, deja claro que es “un espacio abierto donde cualquiera se puede incorporar. Nos incorporamos para aprender, para enseñar, para dar, para recibir, para profundizar, para crecer… Yo digo siempre que el mejor y el mayor capital de una Universidad Popular son su personal, en este caso monitores, profesores, la dirección de la Universidad Popular y, sobre todo, los participantes”. Carmen llegó a la Universidad Popular en sus inicios y ha visto como crecía y evolucionaba, como ella misma dice: “La Universidad Popular ha sido tan importante para Herencia que a mí me emociona hablar de ella. Yo no la he parido, porque cuando yo llegué aquí ya había nacido, pero sí es verdad que la cogí en pañales y he intentado mimarla, cuidarla y potenciarla lo máximo posible”.

Iniciativas como esta son vistas con envidia desde el extranjero. Valeria Viri, monitora de pintura, es natural de Italia y asegura que “ni en mi pueblo ni en los de alrededor hay este tipo de oferta, entonces hay mucha gente que tiene potencial reprimido. Esta es una forma de desarrollar potencial y darle forma y posibilidades a la gente de ponerse a prueba, algo que es súper importante porque favorece el progreso continuo de las personas”.

Para adentrarte más en el mundo de Universidad Popular de Herencia puedes ver el documental que prepararon sobre ella pinchando aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba