Galería Marmurán

Galería Marmurán, 22 años acercando el arte a Alcázar de San Juan

Antonio López, el alcazareño Ángel Lizcano, Amalia Avia o el fotógrafo Antonio Carrazoni son algunos de los autores de reconocido prestigio que han pasado por las paredes de este santuario dedicado al arte

La historia de la Galería Marmurán no se contaría igual, ni seguramente sería la misma, sin antes, pararnos a hablar de la ya desaparecida Galería Biosca. Un icónico espacio que abrió sus puertas en 1940 en el número 11 de la calle Génova de Madrid. Muy ligada a la Academia Breve de Crítica de Arte, promotora de los movimientos artísticos contemporáneos, la galería fue fundada en la posguerra española por el pintor y marchante de arte catalán, Aurelio Biosca, al que muchos críticos han catalogado como el propulsor de las galerías de arte en Madrid.

Más de cuarenta años después de su apertura, en plena década de los ochenta, la oportunidad de pasar a formar parte de este histórico proyecto llamó a la puerta de Ángel Maroto Murillo, ahora director de la Galería Marmurán. Una coyuntura que le permitió adentrarse en los entresijos del mundo del arte y dar rienda suelta a esta pasión. 

La suerte hizo que me pudiera incorporar a la Galería Biosca que en ese momento era de las mejores. Allí, aprendí todo y me fui introduciendo en este mundillo”

No todo fue un camino de rosas, como es habitual; pero sí una travesía de aprendizaje, superación y progreso que sirvió a Maroto para forjar su futuro proyecto. Para ello, antes tuvo que pasar por todas las facetas realizables en una galería de arte. “La suerte hizo que me pudiera incorporar a la Galería Biosca que en ese momento era de las mejores, por no decir que la más importante antes de que llegaran otras. Allí, aprendí todo y me fui introduciendo en este mundillo, estaba en contacto con pintores o críticos. Pero empecé por lo más bajo, desde la informatización de archivos de clientes y pintores o la muestra de exposiciones, y con el tiempo pude ir haciéndome un lugar en la galería”.

Ángel Maroto y Rosa Rubio en Galería Marmurán
Ángel Maroto y Rosa Rubio en Galería Marmurán

Después de más 50 años de arte y tras la muerte de su propietario, Aurelio Biosca, la galería echa el cierre. Lejos de convertirse en un mero recuerdo, Ángel Maroto aprovecha esta experiencia laboral para trasladar sus conocimientos y su pasión por el arte a Alcázar de San Juan, la tierra que le vio crecer. Lo hace en el año 2000, con el inicio de un nuevo siglo, acompañado de Rosa Rubio, su mujer, y una pieza fundamental en el engranaje de Marmurán. “Al desaparecer Biosca, Rosi y yo volvimos a Alcázar y decidimos montar la galería de arte en nuestro pueblo. Tanto mi mujer, como toda mi familia me han ayudado y mostrado todo su apoyo. Sin Rosi quizás no estaríamos 22 años aquí. Al principio, cuando empezamos con la galería estuvimos en un local de alquiler, más tarde decidimos comprar una casa antigua y habilitarla para abrir allí Marmurán. Ese cambio de ubicación fue una forma de mirar al futuro con un sitio más acorde a lo que nosotros pretendíamos”, explica su director.

La calle Castellanos, 37 de Alcázar de San Juan, es la que, desde hace años, alberga este pequeño rincón del arte o en palabras del presidente de la Asociación Española de Críticos de Arte (AECA), “el milagro de la Mancha”. Maroto comenta que “en estos 22 años ha habido un poquito de todo. Una galería de arte por aquí, pues no es muy al uso. Por eso, siempre hemos querido mantener unos estándares de calidad que nos caracterice y tener un fondo de obras amplio. Porque si haces una exposición y te compran las obras, solo te quedan paredes vacías. Además, trabajamos con una cartera de pintores de los más diversos y de reconocido prestigio. Si tu trabajas a nivel nacional con esos pintores, se pueden vender cuadros en Barcelona, San Sebastián, Madrid o Toledo porque tienes un amplio abanico a la hora de las ventas”.

Lecturas de poesía, presentaciones de libros, conferencias o recitales de flamenco y casi más de 100 exposiciones en las que han llegado a rendir homenaje a la añorada Galería Biosca con una muestra de autores, que en el pasado ya expusieron sus obras allí, como la pintora Amalia Avia, Carlos Morago o Agustín Redondela. Todos estos eventos hacen de Marmurán, acrónimo constituido con las iniciales del nombre y apellidos de su propietario, un espacio para el fomento de la actividad cultural, que se constituye como un referente del arte a nivel regional e incluso nacional.

Galería Marmurán en Alcázar de San Juan
Galería Marmurán en Alcázar de San Juan

La Mancha también queda representada a través de las obras de sus artistas que engalanan los muros y rincones de la Galería Marmurán. Autores del calibre de Gloria Merino, Gregorio Prieto -de la generación del 27-, el escultor Joaquín García Donaire López, el alcazareño Ángel Lizcano o el prestigioso pintor Antonio López. Por su parte, con la cita de ‘Figuraciones y Realismos de La Mancha’ se reivindicó la figura de un total de 12 artistas manchegos con una exposición que invitaba a recorrer la historia de la pintura y escultura manchega del último siglo.

Una exposición para celebrar los 22 años del “milagro manchego”

La pandemia impidió la celebración del vigésimo aniversario de la Galería Marmurán. Han tenido que pasar dos años para poder conmemorar su nacimiento con una gran exposición. Por este motivo, la galería se ha trasladado al Museo Municipal de Alcázar de San Juan, donde se exhibe una muestra de 76 obras de pintura, escultura y fotografía que han sido historia de esta galería. Tres disciplinas artísticas reunidas de la mano de autores selectos como el fotógrafo Enrique Carrazoni, Miguel Fisac, Margarita Gómez, Juan Alcalde o María Cavestany que estarán abiertas al público hasta el 29 de mayo.

“El objetivo de este proyecto es acercar estos autores al público para que los conozcan. Y que el entorno del museo se llene de vida con una exposición muy didáctica en la que, además, hacemos visitas guiadas. Con los casi ochenta autores que tenemos de muestra es normal que no todo el mundo los conozca. Entonces es necesario dar al público esa información con su ficha técnica para que al menos puedan saber quiénes son. Es muy necesario que continuemos moviendo el arte”, concluye Maroto. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba