Elena García Zalve, alcaldesa de Socuéllamos: “Lo que la gente me dice cuando me para por la calle es que las cosas van bien y que sigamos con los proyectos que estamos desarrollando”

“Yo creo que eso es ser manchego o manchega, tener la mente abierta como nuestro paisaje, sin más límite que el horizonte”

Entrevistamos a Elena García Zalve, la Alcaldesa de Socuéllamos, una mujer joven que cuenta sin embargo con una gran experiencia en la política local, una experiencia que ha aumentado exponencialmente en esta legislatura atravesada por una pandemia, y una crisis económica que está determinando mucho todas nuestras iniciativas.

¿Cómo valoras este primer mandato completo?

Ha sido un mandato atípico por las circunstancias que nadie preveía como la pandemia. Ha habido también otras situaciones que antes no habíamos vivido como ese mes que pasamos de Filomena, que fue un mes duro sobre todo en Socuéllamos donde azotó con fuerza. Eso ha hecho que cambiemos un poquito nuestra hoja de ruta, en cualquier caso estas experiencias nos han servido como pueblo poner a prueba nuestra capacidad organizativa y de gestión y considero que hemos atendido con éxito todas las necesidades que fueron surgiendo y para las que difícilmente se podía estar preparado.

Gracias a esa fortaleza estamos sabiendo culminar los proyectos con los que pedimos en el 2019 la confianza a los vecinos de Socuéllamos. Lo que yo percibo y lo que la gente me dice cuando me para por la calle es que las cosas van bien y que estamos fuertes, unidos y con ganas de hacer cosas y siempre es una alegría comprobar que el esfuerzo y la dedicación es percibida por la ciudadanía

Uno de los principales problemas en las comarcas rurales es la despoblación y los problemas demográficos que lleva aparejado, ¿Socuéllamos comparte estos problemas?

En estos momentos Socuéllamos no tiene a la despoblación como amenaza como puede pasar en otras localidades o municipios más pequeños o de la zona más de Cuenca. Todo nuestro trabajo, para el que contamos con la colaboración de la Junta y de la Diputación está dirigido para lograr las condiciones que permitan que cualquier joven de la localidad de los que en un momento determinado salen a estudiar fuera de se plantee con ilusión retornar, si así lo desean, y que haya una oferta empresarial o una oferta de trabajo donde pueda establecerse.

Si algo caracteriza a mi gobierno es el permanente contacto con los emprendedores los empresarios y todos los agentes económicos de la localidad, tanto para echar una mano cuando ha sido necesario, con ayudas y subvenciones como para acompañarles en sus procesos de innovación y modernización de cara a otras administraciones o dándoles apoyo y cobertura administrativa.

¿Cómo de importantes son estas ayudas a las empresas que comentas?

Las empresas, los autónomos, en definitiva, todo el tejido empresarial, nos ha dado una lección durante estos años difíciles que han aguantado estoicamente pese a las circunstancias que hemos vivido y los efectos económicos que produjo la pandemia. Como no podía ser de otra manera, desde el ayuntamiento siempre tratamos de estar del lado de quienes más lo necesitan y como indicaba en la anterior pregunta, desde el inicio hemos puesto en marcha diferentes iniciativas para apoyar, en la medida de nuestras posibilidades, al tejido empresarial. Lo hicimos en la pandemia, sobre todo con los sectores más afectados como la hostelería o nuestros comercios, y pusimos en marcha importantes ayudas, quizás fuimos una de las localidades que más ayudas puso en marcha durante la pandemia para estos colectivos y, junto a las ayudas de otras administraciones, permitieron que las empresas siguieran adelante y pudieran pasar ese bache. En esa línea hemos seguido una vez que ya la pandemia no es la prioridad, hemos continuado apostando por nuestro comercio y por nuestros autónomos. Desde la concejalía de desarrollo empresarial tenemos el compromiso de incentivar y potenciar el sector económico de Socuéllamos.

¿Cómo ha sido la recuperación después de la pandemia?

La verdad es que, según los datos que manejamos y la información que nos llega desde los distintos sectores sociales del pueblo, la recuperación global de la localidad ha sido prácticamente total. Pese a las dificultades que en estos momentos están atravesando las economías por las circunstancias que todos conocemos, tenemos que decir que hemos alcanzado datos de empleabilidad que no teníamos desde el año 2008, eso quiere decir que nuestro tejido empresarial está fuerte, está consolidado, está firme en la línea de trabajo que llevan las empresas que tenemos en nuestra localidad y es un dato económico importante que nos hace sentirnos orgullosos del esfuerzo que están haciendo todos para seguir innovando y abriendo mercados, pese a las circunstancias.

Ha aumentado el turismo en el municipio, ¿cómo valoráis este dato?

Desde el ayuntamiento siempre hemos tenido muy claro que el turismo está llamado a ser un sector económico de referencia en localidades como la nuestra. Desde la concejalía de Turismo se está haciendo un increíble trabajo de puesta en valor de todo lo que permita proponer iniciativas turísticas que tengan que ver, sobre todo, con el sector vitivinícola y ese enoturismo que está tan de moda. Queremos aprovechar los recursos que tiene Socuéllamos, como nuestras bodegas (tenemos 14) y prácticamente todas son visitables, hay que hacer una oferta al turista que hasta ahora no estaba vista en Socuéllamos como es poder pasar un fin de semana y disfrutar del patrimonio histórico que tenemos; para lograrlo hacemos paquetes turísticos dentro de esas actividades para que puedan visitarnos con muchísimas actividades relacionadas con el enoturismo. Se trata de un turismo de calidad, muy identificado con el mundo del vino y la identidad manchega por estar en el corazón de la Mancha,una tierra conocida universamente.

También hemos hecho un trabajo encaminado a  participar en diferentes ferias de promoción económica y turística, de una manera importante y con mucha visibilidad, para poner a Socuéllamos en puntos muy estratégicos. Por primera vez estuvimos en FENAVIN hace unos meses, cuando la principal feria del vino de nuestro país y puede que de Europa volvió a organizarse después de la pandemia, y a través del ayuntamiento muchas de nuestras bodegas pudieron participar. Aquí trabajamos en dos líneas: favorecer a nuestras bodegas en la exposición más importante a nivel internacional que tiene nuestro país y, por otro lado, poner el nombre de Socuéllamos en sitios tan importantes. Como esa hemos realizado muchísimas actividades e intentamos que Socuéllamos resuene en cada una de las iniciativas que celebramos.

Creo que Socuéllamos y nuestra forma de gestionar el gobierno local es cada vez más el ejemplo más virtuoso de cómo la colaboración entre el ayuntamiento, los vecinos y los agentes económicos, para definir los objetivos y la forma de alcanzarlos es un modelo exitoso de progreso que está trayendo grandes alegrías a nuestro pueblo, y más que traerá.

La vida cultural de Socuéllamos es muy rica, ¿cómo trabajáis en ella?

Después de la pandemia había mucha expectativa vecinal para que se retomasen las actividades culturales que al final también son actividades sociales que a través del encuentro y la interrelación ayuda mucho a dotarnos de intereses comunes y también a recuperar la actividad económica del pueblo, ofreciendo una imagen de vitalidad que resulta atractiva tanto para los vecinos como para los que nos visitan.

Y eso era algo que hemos echado mucho de menos durante la pandemia. En Socuéllamos hay una gran oferta cultural con centenares de actividades preparadas desde el ayuntamiento como el encuentro de la Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha, donde se hizo un repaso a la historia del municipio, tenemos oferta musical, teatral, exposiciones de pintura, de fotografía… es una actividad estable durante todo el año y, en definitiva, en Socuéllamos vengas en la época que vengas siempre vas a coincidir con una festividad importante. De hecho, de aquí a final de año prácticamente todos los fines de semana están cubiertos con actividades de distinto tipo dentro del ámbito cultural y estamos muy orgullosos de esta oferta que tan demandada está. Y además y sobre todo tenemos fiestas muy propias, muy identitarias de Socuéllamos que ofrecen al visitante una cara desconocida de la Mancha, como la festividad de los Santos, y todas ellas muy relacionadas con el mundo del vino. Al final es una oferta diferenciada que puede competir sin complejos con la de ciudades mucho mayores de nuestro entorno.

También es un lugar con mucha actividad deportiva, ¿destaca la faceta deportiva en Socuéllamos?

Como alcaldesa me siento muy orgullosa de que, con las características que tiene Socuéllamos, su población y demás, tengamos ese nivel deportivo que ya se oye en toda la región y casi en toda la geografía española. Tenemos cuatro equipos en categorías nacionales en distintas disciplinas: fútbol, fútbol sala, voleibol femenino y baloncesto; a parte de otros deportistas individuales que practican otras disciplinas que también tienen buenos palmarés y llevan el nombre de Socuéllamos con mucho orgullo. Es algo que nos sitúa muy bien y son buenos embajadores del municipio allá por donde van.

Sin ir más lejos, el próximo mes de diciembre comienza la competición europea donde este año, y por primera vez en la historia del club de voleibol, vamos a participar en esa liga europea. Es algo muy importante porque el nombre de Socuéllamos ya traspasa nuestras fronteras incluso.

¿Cómo ve el futuro de Socuéllamos en los próximos 10 años? 

Creo que vamos por el buen camino. Algo está cambiando a mejor, sobre todo en la actividad vitivinícola que es la que sostiene Socuéllamos, es su principal motor económico. Está habiendo un cambio de mentalidad, un cambio en el que se nota que vamos andando por la senda de poner a la localidad en el lugar que se merece, aunque queda mucho por hacer, pero son muchos y muy importantes los pasos dados en innovación y modernización de los procesos relacionados con el cultivo de la vid y con la elaboración de vinos. Yo estoy trabajando para que ese cambio se perciba, sea visible, y nos ponga en el lugar en el que como pueblo merecemos estar, que seamos referente como patria del vino en nuestra geografía española y, por qué no, más allá de nuestras fronteras también. Veo un Socuéllamos con mucho futuro y un Socuéllamos mejor, que cuida a sus vecinos y que mira hacia adelante con proyectos transformadores sin perder su esencia.

¿Cómo de importante es para Socuéllamos pertenecer a un grupo de acción local como Mancha Norte? 

Es otra de las medidas que nos ayuda a visibilizarnos, nos empodera para poder llevar a cabo proyectos y acciones que al final visibilicen nuestra comarca, los pueblos que formamos parte de ese grupo de acción local, que trabaja con proyectos como este de Nación mancha, por la reforzar los elementos identitarios de la cultura manchega, una cultura universal.

También es importante para poder intercambiar vivencias, inquietudes, proyectos y que esa unión nos haga más fuertes para podernos enfrentar a retos futuros que podamos tener. Siempre es buenos sumar fuerzas y con los grupos de acción local también se persiguen o se cumplen esos objetivos, son muchos los empresarios y agentes sociales de la zona que se han beneficiado de las ayudas europeas que el grupo de desarrollo tramita y para Socuéllamos es sin duda un espacio de participación y gestión que hay que proteger porque desde ahí también se protege a la ciudadanía de la Mancha.

¿Crees que hay cultura manchega y cómo se vive en Socuéllamos esta cultura?

Dentro de este cambio que estamos viendo y muchas veces lo digo, Castilla-La Mancha en general siempre hemos estado muy a la sombra de otras comunidades, ha habido un cierto complejo que estamos superando y el orgullo de ser manchego y manchega lo dice claramente. Estamos viendo como nuestro fútbol, nuestro voleibol, está más allá de nuestra comunidad autónoma y llevamos el nombre de Castilla-La Mancha con mucho orgullo, sin complejos, apoyándonos en nuestra cultura para abrirnos a otras y al mundo, ofreciendo lo que somos para recoger y entender otras formas de ser. Yo creo que eso es ser manchego, tener la mente abierta como nuestro paisaje, sin más límite que el horizonte.

Creo que es hora de creérnoslo, de creer en el potencial que tiene esta tierra, y que tenemos como socuellaminos también, y poquito a poco estamos demostrando que esa forma de ser que tanto ha aportado a nuestro país, ese orgullo manchego, debe ser conocido o reconocido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba