El Renacimiento manchego

Quizás uno de los temas más desconocidos de nuestra comarca sea la época del Renacimiento de nuestra comarca. Al escuchar la palabra Renacimiento nuestro pensamiento enseguida lo relaciona con grandes obras de arte, que aquí por desgracia no se han conservado. Pero hay otro tipo de Renacimiento, el histórico, del cual nuestra tierra tiene un gran protagonismo.

Eso ha sucedido este fin de semana en Pedro Muñoz, se ha conmemorado su renacer como pueblo en 1531, su repoblación moderna tras el abandono de la localidad debido al paludismo. A vuelto a recordar a aquellos pobladores que quisieron apostar por volver a dar identidad a un pueblo tan importante para la Orden de Santiago. De la mano del procurador Juan Mayordomo y unos cuantos vecinos consiguieron que la reina les reconociera de nuevo su Jurisdicción Real perdida, otorgada en 1324 por la Orden de Santiago con el Fuero de Uclés.

El sábado se vivió ese episodio que inició la época de esplendor de esta localidad manchega, su renacimiento como villa real. Con un cortejo real que recorrió las calles de Pedro Muñoz, hasta su plaza donde se pronunciaron las palabras de antaño y se leyó el texto que otorgaba este privilegio a los pobladores de Pedro Muñoz, acompañados por personajes ilustres como la familia Mendoza encabezada por D. Antonio de Mendoza, el mismo que aparece en la villa de Socuéllamos. Dos ciudades unidas en el tiempo y a través de sus recreaciones históricas. Volvieron el ambiente del Renacimiento con su música de fondo, vestidos, banderas, joyas y demás ambientación para trasladarnos a ese momento tan importante para los pedroteños. Estos actos se acompañaron de un mercado de artesanía, donde los artesanos mostraban sus obras al público asistente a pesar de la fría noche de otoño.

Se nos muestra un nuevo resurgir del interés por conocer nuestro pasado para comprender como es la Mancha. Iniciativas interesantes son las recreaciones históricas, al dar a conocer episodios históricos locales que se desconocen y que ayudan a crear una identidad como pueblo.

Por un día Pedro Muñoz, supo encontrar su lugar y escapar del estereotipo de la Mancha del Quijote para ofrecer alternativas de interés para los visitantes que recorren esta tierra. Al fin y al cabo la Mancha no solo es Quijote sino también Renacimiento, época durante la cual la mayoría de nuestros pueblos se volvieron a crear y empezaron a crecer como pueblos hasta nuestros días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba